Tres cuentos parisinos  | Rodolfo Hinostroza

(Aparecido en Crítica 129)

 

El sueño americano

 

Cuando conocí a Jacques, él era lo que se llama un guapo mozo, salido de la Legión Extranjera, lo que le daba una aureola medio maldita que no dejaba de explotar, estaba embarcado en una de esas historias de arribismo social que hacen girar al mundo, y alimentan el romanticismo de las jóvenes burguesas, y se abría paso a empellones y braguetazos en el árido y fascinante terreno social de las altas clases parisinas.

Acababa de salir, no sin copiosos moretones espirituales y heridas de amor propio, de una hermosa marquesa que lo había mantenido durante años, pero que nunca se había querido divorciar de su marido el marqués, y me anunció que se largaba a Irlanda con su nueva amiga, a criar ovejas Merino en una granja por el lado de Cork. Evidentemente el hombre estaba harto de Paris y sus miserias, donde había fracasado ampliamente en los negocios inmobiliarios que solía emprender. Para decirlo de una vez, estaba quemado en París, y lo mejor para él era hacerse olvidar, en el fondo de una granja de ovejas, en la Verde Erín de los Poetas. read more