Paul Celan

  • Paul Celan: “la leche negra del amanecer”

    No soy un lector de poesía experimentado. Desgraciadamente mi vida de lector (profesional y aficionado) se ha centrado poco a poco, y me temo que de manera definitiva, en la prosa. Sin embargo, mi flaca memoria detiene obstinadamente algunos poemas, o fragmentos de poemas, que relegan miles de páginas prosaicas al reino de lo banal. read more

  • Fuga de la muerte

    Versión de Andreas Kurz

     

    Leche negra del amanecer la bebemos al atardecer

    la bebemos al mediodía y por la mañana la bebemos en la noche

    la bebemos y bebemos

    cavamos una fosa en los aires ahí se yace cómodo

    Un hombre vive en la casa quien juega con las serpientes quien escribe

    cuando oscurece escribe a Alemania tu cabello dorado Margarete

    lo escribe y sale de la casa y brillan las estrellas y silba por sus perros

    silba por sus judíos y deja que caven una fosa en la tierra

    nos ordena toquen para el baile

     

    Leche negra del amanecer te bebemos en la noche

    te bebemos por la mañana y al mediodía te bebemos al atardecer

    bebemos y bebemos

    Un hombre vive en la casa quien juega con las serpientes quien escribe

    cuando oscurece escribe a Alemania tu cabello dorado Margarete

    Tu cabello de ceniza Sulamith cavamos una fosa en los aires ahí se yace cómodo

     

    Grita caven más hondo en la tierra los unos los otros que canten y toquen

    alcanza el fierro en su cinturón lo agita sus ojos son azules

    claven más hondo las palas los unos los otros que sigan tocando para el baile

     

    Leche negra del amanecer te bebemos en la noche

    te bebemos al mediodía y por la mañana te bebemos al atardecer

    bebemos y bebemos

    un hombre vive en la casa tu cabello dorado Margarete

    tu cabello de ceniza Sulamith juega con las serpientes

     

    Grita toquen más dulce la muerte la muerte es un Maestro de Alemania

    grita toquen más oscuro las cuerdas de los violines entonces suben como humo al aire

    entonces tienen una fosa en las nubes ahí se yace cómodo

     

    Leche negra del amanecer te bebemos en la noche

    te bebemos al mediodía la muerte es un Maestro de Alemania

    te bebemos al atardecer y por la mañana bebemos y bebemos

    la muerte es un Maestro de Alemania su ojo es azul

    te alcanza con una bala de plomo te alcanza con precisión

    un hombre vive en la casa tu cabello dorado Margarete

    nos acosa con sus perros nos regala una fosa en el aire

    juega con las serpientes y sueña la muerte es un Maestro de Alemania

     

    tu cabello dorado Margarete

    tu cabello de ceniza Sulamith

  • Crítica 153

    revista-153-fondo-gris En el número 153 de nuestra revista nos acompañan escritores como Doris Lessing, Alain Paul-Mallard, William Bronk, Michael Palmer, Gerardo Horacio Porcayo, Paul Celan, Andreas Kurtz, Gabriel Wolfson, Hernán Bravo Varela, Alejandro Badillo, Ángel Ortuño, Daniel Bencomo, entre otros.

    read more