Pablo Piceno

  • Tamar | Pablo Piceno

    1

    La primera vez es también la última o la única.

    ¿Cómo distingue un rabino su lectura de la lectura de un rabino anterior de la Torah?

    (Pero tiene tantos lados –dice– como el polígono más largo o el agua que estalla

    de un pozo de un manantial latente que una vez saciados habrá que volver

    porque nunca nadie se saciará bien para siempre). read more

  • Inti García Santamaría o Las estrellas que brillan hasta abajo | Pablo Piceno

    a Alejandro Baca, agradecidos

     

    Después de leer al menos un par de entrevistas hechas a Inti García Santamaría, resulta inevitable traer a la memoria ese “potro enfermo”, aquella famosa sentencia wittgensteineana que sostiene que “de lo que no se puede hablar, mejor es callarse”, o, de otro modo, lo que ––acompañado de unas palmadas en la espalda–– quiso manifestarle el filósofo vienés a su maestro, Bertrand Russell, quien había escrito la primera introducción al Tractatus logico-philosophicus: “No se preocupe, maestro. Sé que nunca lo va a entender.” La actitud de Inti no está emparentada con la pedantería; más bien, entre la afición por las máscaras en las lecturas públicas, su brevísima obra y sus lacónicas respuestas (cuando las da por ser el día de suerte del entrevistador), parece ocultarse una veneración casi religiosa por el mutismo, por el silencio ante la palabra que colma el mundo y frente a la cual tantas otras resultan un estorbo. read more

  • López Mills: el gusto y el prejuicio | Por Pablo Piceno

    Aquel atribulado enero de 2014, sorprendidos por la muerte de José Emilio Pacheco, que sucedería a la de su amigo Juan Gelman –fallecido apenas doce días antes que el mexicano–, que a su vez sería sucedida por el deceso del jovencísimo Sergio Loo, Tedi López Mills se sentó en un café de La Condesa a responderme una serie de preguntas semidifusas y periféricas sobre su obra, sus autores de cabecera y aquello que la poesía ha provocado en ella. Cuatro años antes había visto por primera vez a la autora de Muerte en la rúa Augusta (Premio Xavier Villaurrutia, 2009) y entablado con ella una respetuosa amistad, admirado por su quehacer literario y su inventiva poética que, desde entonces, no deja de granjearle premios a diestra y siniestra. Tedi, quien recientemente publicó en Almadía su nuevo libro de poemas, Amigo del perro cojo, se mantiene la misma, descreída y generosa, cuya experiencia de la perplejidad que dice producirle la poesía es cada vez más notoria en la obra propia, incasillable, irrepetida, indispensable a todo lector, neófito y conocedor, de la literatura mexicana contemporánea.
    read more

  • Tristans Tristesse | Por Pablo Piceno

    In the deepest ocean,
    the bottom of a sea,
    your eyes
    they turn me
    Radiohead, “Weird Fishes/Arpeggi” read more