Luis Alberto Arellano

  • Teoría del Campo Unificado de Jorge Esquinca | Por Luis Alberto Arellano

    (Web)

    LA ESFINGE DE LOS HIELOS

    Jorge Esquinca, Teoría del Campo Unificado. Bonobos Editores, México, 2013

    Albert Einstein y Theodor Kaluza trataron de dar, por vías separadas pero usando los mismos elementos, un modelo teórico que explicara la totalidad de las cosas. read more

  • Envés del agua de Luis Armenta Malpica

    Los tantos nosotros

    Luis Armenta Malpica, Envés del agua, prólogo de Luis Alberto Arellano, Secretaría de Cultura de Jalisco, col. Clásicos Jaliscienses, Guadalajara, 2012, 249 p.

    En la colección Clásicos Jaliscienses han aparecido antologías y compilaciones de Paula Alcocer, Carmen Villoro, Ricardo Yáñez, Raúl Bañuelos y Jorge Esquinca, entre otros poetas. Tratándose, como se trata, de libros de considerable grosor, formato generoso y encuadernación de pastas duras, amén de una fotografía del autor y un prólogo que sitúa la obra en el contexto que le corresponde, lo normal es pensar que la más reciente publicación de Luis Armenta Malpica —aparecida en esta misma colección— es cualquiera de las dos cosas: un extracto selectivo de libros ya publicados o una reedición integral de poemarios anteriores. Envés del agua, sin embargo, no es antología ni compilación: es un libro extenso, ambicioso y original, algunos de cuyos apartados (tres de un total de seis) ya se habían editado antes como poemarios autónomos. read more

  • Siemprevivas para el poeta futuro

    Hernán Bravo Varela, Realidad & Deseo Producciones, Bonobos, Toluca, 2012, 72 p

    Al inicio, en la habitación, llena de luz amarilla, sobre el escritorio junta a la ventana hay un libro de Cernuda. El poeta sevillano, descansa, tendido en impecable tweed y corbata de colores vivos. En la mesa de noche, una taza de café, los cigarros y unas azucenas que le dejó otro. Ida su figura, hay un hueco en las motas de polvo que trazan los contornos de los objetos familiares: una cena a fin de año: Un enfermo.  Un ejercito que abolió los clósets. read more

  • Mi nombre de guerra es Albión de Sergio Ernesto Ríos

    De cómo no tengo una presencia humana

    Es común en el imaginario de la República mexicana de la letras que se acepte como experimental a cierto tipo de poesía que se aleja del tronco grueso, inamovible y muy aburrido de la lírica tal y como la entendió el siglo xx. Sabemos que toda escritura de poesía desde el inicio de la Modernidad experimenta, dado que busca formas novedosas para que el poema se presente. Al reventar los moldes tradicionales, el poema tiene el gran problema, bendito problema, de nacer indeterminado. La poca imaginación y el desconocimiento del arte contemporáneo hace que la autodenominada Poesía Mexicana se perpetúe en formas convencionales que se repiten hasta el hartazgo. Las búsquedas que más interesan en la última década son aquellas que están a la orilla, construyendo, reventando y reformulando un campo de acción para el poema, en diversos soportes y por distintas vías. read more

  • Luis Alberto Arellano

    (Querétaro, México, 1976) es poeta y editor. Sus poemas, traducciones y ensayos han aparecido en una veintena de revistas y periódicos nacionales y en el extranjero. Autor de dos plaquettes, Nómina de huesos, y La doctrina del fuego; del libro Erradumbre (Mantis editores, 2003). Coautor de la antología de poesía en Querétaro, Esos que no hablan pero están (fondo editorial del estado, 2003). Miembro del consejo editorial de Mantis editores. Becario por el Fondo estatal para la cultura y las artes en tres ocasiones, además coordina el Seminario de Creación literaria del Centro de formación artística y cultural del CENCA Querétaro.

  • Tres poemas de Luis Alberto Arellano

     

    EFECTO NOCTURNO

    No mire a sus espaldas/ no hay nadie

    No camine a sus espaldas/ no hay nadie

    No entienda las voces a sus espaldas/ no hay nadie

    No finja conocer el barrio a sus espaldas/ es de Nadie

    No mire de frente a los hombres a sus espaldas/ se llaman Nadie

    No esconda sus plumas en el puño cerrado a sus espaldas/ el muro es de Nadie

    No escriba su nombre completo a sus espaldas/ es lectura de Nadie

    No escuche consejos de viajeros a sus espaldas/ es tierra de Nadie

    No pague con billetes en público a sus espaldas/ nada es el valor de Nadie

    No vaya a lugares públicos a sus espaldas/ el festejo es de Nadie

    No se quede en casa solo a sus espaldas/ lo visitará Nadie

    No encienda aparatos electrónicos durante el despegue a sus espaldas/ el vuelo lo pilota Nadie

    No recline su asiento antes de que se encienda la luz roja a sus espaldas/ caemos por culpa de Nadie

    No registre su teléfono a sus espaldas/ es trabajo de Nadie

    No espera detrás de la puerta a sus espaldas/ la escucha es para favorecer a Nadie

    No intente esto en casa a sus espaldas/ usted vive en casa de Nadie

    No discuta cuando le pidan sus objetos de valor a sus espaldas/ Todo pertenece a Nadie

    No exponga a sus hijos al fuego a sus espaldas/ la materia es porosa como Nadie

    No se deje al alcance de los niños a sus espaldas/ la precaución es objeto de estudio de Nadie

    No contesté el teléfono a cualquiera a sus espaldas/ su posición en el mapa es saber de Nadie

    No camine por calles sin iluminación a sus espaldas/ la oscuridad es premisa de Nadie

    No finja que sabe la respuesta a sus espaldas/ la pregunta la formula Nadie

    No negocie con terroristas a sus espaldas/ no tiene permiso de Nadie

     

    CELEBRACIÓN

    Es particular entre las normas oraculares que se tome el dicho de un hígado multiforme por bueno

    No importa si el ganado ha sido sometido a estulticia vegetal o se ha impedido de la acción heroica de la guerra entre iguales

    Ni las sustancias prohibidas son todo lo prohibidas que dice la propaganda comunista Ni el ardor en los ojos es consecuencia de la lluvia química producto del desaseo moderno

    Toda ola contienen en sí misma su reflejo e índice como un pequeño manual de instrucciones Es compromiso de los ciegos tomar partido por todo lo escrito en ellas De lo contrario la furia de los ciclos hará que los elementos desbocados no reconozcan origen ni celebración alguna

    Sometidos a este rigor de creencias el ayuno cobra sentido de responsabilidad cívica y el castigo corporal es una minucia para quejosos sin vocación de servicio

    Mal visto por sus pares el amor entre miembros de la familia debe ser reconocido como un elemento de distrofia muscular avanzada a fin de que la población someta sus deseos a la delirante producción masiva de glosolalías en público

     

    TIPOS DUROS

    Usted llegará esa noche temprano a casa.

    Festejo, emergencia o flujo hormonal.

    Encontrará todo dispuesto.

    Festejo, emergencia o flujo hormonal.

    Cada evento tiene su lenguaje que lo distingue de los otros eventos.

    Cada evento tiene sus protagonistas y sus antagonistas. Unos buenos, otros malos.

    Así funciona el entretenimiento masivo.

    Signos reconocibles: el color de la ropa, el tipo de peinado, si tiene vello facial o carece de lo mínimo varonil.

    La música incidental es propia de las producciones caras.

    Usted llegará temprano esa noche a casa.

    Celebración, apuro o líbido.

    Los colores ocres y las combinaciones chillonas señalan culpable.

    Usted llegará esa noche temprano a casa y encontrará un objeto costoso decorado con grandes piedras que sean signo de la entrega al capital y sus ciclos.

    Ese objeto decorado será un arma o una joya o un instrumento de placer destinada al ocio contemplativo.

    Usted recibirá una llamada que lo apure a llegar a casa.

    Amable, cínica o provocadora.

    Una llamada que haga que tome todo por perdido y se dirija con premura a su casa.

    La voz en el teléfono es la organización material del evento.

    La voz en el aparato es la consecuencia práctica del evento.

    Todos los eventos serán organizados de acuerdo a los flujos de personal que se adecúen a la sociedad en curso.

    Usted llegará a casa con tiempo para resolver imprevistos.

    Cosas que no son de uso cotidiano.

    Como joyas o armas o dildos. Usted llegará a casa con tiempo.

    La fantasía confirma la regla: todos somos puntuales.

     

    Texto publicado en la edición 145 de Crítica


    Escrito por: Luis Alberto Arellano

    (Querétaro, México, 1976) es poeta y editor. Sus poemas, traducciones y ensayos han aparecido en una veintena de revistas y periódicos nacionales y en el extranjero. Autor de dos plaquettes, Nómina de huesos, y La doctrina del fuego; del libro Erradumbre (Mantis editores, 2003). Coautor de la antología de poesía en Querétaro, Esos que no hablan pero están (fondo editorial del estado, 2003). Miembro del consejo editorial de Mantis editores. Becario por el Fondo estatal para la cultura y las artes en tres ocasiones, además coordina el Seminario de Creación literaria del Centro de formación artística y cultural del CENCA Querétaro.