La novela | Julien Gracq

Traducción de Arnulfo Valerdi

Con frecuencia observamos una aparente contradicción en el uso que el autor de novelas hace de la primera o la tercera persona. El yo es empleado algunas veces con parcialidad allí donde el relato mantiene un carácter objetivo más pronunciado, el él en narraciones cuyo enfoque es decididamente subjetivo. No tiene nada de deliberado; es sólo el ejercicio de ese instinto que, desde las primeras páginas de un libro, cercena perentoriamente, sin concederles incluso un pensamiento definido, los problemas más complejos y más embrollados (elección del tono, del “distanciamiento” o de la participación estrecha, del sfumato o de la nitidez del contorno, etc.) read more