Entre paréntesis, de José Luis Dávila | Luis Bugarini

(WEB)

Una de las virtudes irremplazables del ensayo es llevarnos hacia territorios impensados. Poco aportaría escribir sobre un tópico cierto, irrefutable, atemporal. Esta es una de las tareas del moralista y el inquisidor, ambos incapaces de poner en tela de juicio porqué el cielo es azul. Las verdades que gobiernan el espíritu no se cuestionan. La propia ciencia se aparta de su aspiración de lograr un conocimiento sin caducidad y admite la fuerza de la probabilidad, capaz de reorientar un concepto que se tenía por idéntico a lo largo de los siglos. read more