Escribo, luego existo | John Fowles

 

Traducción de Martín Alcántara

 

En realidad nunca quise ser novelista. Para mí, la palabra tiene una carga de malas connotaciones: como la de autor, literatura o reseñista, sólo que más mala. Sugiere algo facticio tanto como ficticio, insípidamente entretenido; para pasar el tiempo en el tren. Uno nunca puede imaginarse a un novelista diciendo lo que realmente piensa o siente –o, por lo menos, imaginar su definición de sentir. read more