Las bestias negras, de Jaime Mesa | Alejandro Badillo

Tradición y modernidad

Jaime Mesa, Las bestias negras, Alfaguara, México, 2015, 253 p.

La narrativa contemporánea en México, en particular la novela, se ha enfrentado a dos caminos: la experimentación con el lenguaje y la estructura; y la utilización de las recetas clásicas que privilegian un lenguaje funcional y personajes atractivos. En el primer caso tenemos, quizás como un ejemplo extremo, a Mario Bellatin. Obras recientes como El libro uruguayo de los muertos, que abordé en una reseña anterior, ponen en jaque el mismo concepto de novela. No hay una historia o historias a seguir; tampoco una trama que escale en tensión, sino apenas pensamientos dispersos, divagaciones fragmentarias que evaden cualquier secuencia o concatenación de hechos. Se le llama novela pero también podría llamarse “prosa”. En el segundo grupo tenemos a un gran número de escritores que prefieren no sacrificar las convenciones del género y se enfocan en temas, grandes épicas, dramas históricos, contados, todos ellos, para un público que prefiere un territorio seguro en lugar de ambiguedades. Lo que predomina en este tipo de obras es sustentar una historia que no deje cabos sueltos, que cuente de manera eficaz usando al lenguaje como una herramienta y no como protagonista. read more