Chéjov

  • Chéjov: Las piezas cortas | Antón Arrufat

    (Rescate)

    Terminé de andar por la casa, asomarme al balcón, lanzar una despaciosa mirada a la ciudad, y tras un largo bostezo me senté a la mesa, delante de mi máquina, dispuesto a escribir, cuando en ese preciso instante tocaron en la puerta. “Salvado”, me dije con una alegría interior y un tono fingido de molestia, pero me levanté de un salto y fui a abrir. En el umbral estaba mi amigo. Pensé que, como ocurrió cuando Coleridge fue interrumpido en la redacción de un poema, el mundo había perdido otra página imperecedera. Nos sentamos, mi amigo y yo, cerca de la mesa y apreté suavemente el botón. read more

  • Atrapar historias en suspiros

    Se sabe que los coleccionistas de lo mínimo tienen un gusto por los suspiros, esa delicada exhalación que interviene el silencio y pausa el discurso. En las calles se les puede identificar por lo cabizbajo de su mirada y lo aletargado de sus pasos; por la pluma y el cuaderno en el bolsillo; por la nostalgia de su postura. La obsesión por coleccionar suspiros transforma al caminante en un escucha atento a las conversaciones que lo rodean o a las risas distantes. Cuando vislumbra la posibilidad de un suspiro saca su libreta, anota la hora y traza una línea temblorosa, luego dibuja pequeños círculos en la hoja de papel. Al final del día el coleccionista lleva consigo una libreta en clave Morse, ese código mínimo, preciso y vital. read more