Democratizar la actividad poética | Alicia González

“Debe hacer calor en este poema”, dice un verso de Víctor Rodríguez Núñez. Y sí, sus poemas destilan canícula sin ser los poemas del clásico cubaneo. Un calor extraño porque lo supuran pese a que el ganador del Premio Loewe de Poesía de este año vive desde hace años en Ohio y no en esa isla que los cubanos siempre llevan a cuestas estén donde estén. Contra todo pronóstico, el jurado del Loewe, presidido por Víctor García de la Concha y formado por Francisco Brines, José Caballero Bonald, Antonio Colinas, Óscar Hahn, Cristina Peri Rossi, Soledad Puértolas, Jaime Siles y Luis Antonio de Villena, ha vuelto a dejar huérfanos a los poetas en castellano que ven, por segundo año consecutivo, cómo uno de los galardones más prestigiosos de la poesía en español vuelve a premiar los acentos de Iberoamérica.
read more