Libros

  • Las maneras del agua, de Minerva Margarita Villarreal | Aldo Báez

    Moneda de caridad

     

    Dieu a donné aux hommes pour s’en servir entre eux cette monnaie sublime de la charité qui porte le signe irrécusable du rédempteur.

    Paul Claudel

     

    Minerva Margarita Villarreal, Las maneras del agua, Secretaría de Cultura/Fondo de Cultura Económica/Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura/Instituto Cultural de Aguscalientes, México, 2016, 82 p.

     

     

    La poesía posee la magia de presentar diversos modos de lectura. Todos son ciertos, todos son errados. Incluso, al escribir, el poeta está leyendo y releyendo: las reminiscencias de las obras que leemos afloran en cada instante de nuestra escritura (¿debería decir vida?), reaparecen y se comprimen y confunden con nuestra voz. read more

  • Cáscara de nuez, Ian McEwan | Fernando Montenegro

    En lugar del silencio, el caos

    Ian McEwan, Cáscara de nuez, Anagrama, España, 2017, 224 p.

     

    Lo que le faltaba a la aclamada carrera de Ian McEwan era un narrador como el que presenta Cáscara de nuez: “Mi madre está envuelta en una historia y, por lo tanto, lo estoy yo también, incluso si mi rol es el de frustrarla”. Quien habla aquí es un feto, que se dirige al lector como si formara parte de una escena teatral. Una tragedia. read more

  • Yakarta, Rodrigo Márquez Tizano | Juan Carlos Reyes

    Lo escuché reír desde Puncak Jaya

    Rodrigo Márquez Tizano, Yakarta, Sexto Piso, México, 2016, 148 p.

    No soy afecto a reseñar libros que no me gustan, ni siquiera como un ejercicio macabro de disección post mortem. Tal vez por comodidad, alguno dirá que por mezquindad o miedo a la confrontación. Esto no implica, por supuesto, una división en categorías tan miopes como “buenos” y “malos”, sino que hay libros que pasan sin dejar huella en mi cartografía lectora o escritural, y por lo tanto no sólo no me interesa reseñarlos sino que tampoco me interesa volver a leerlos, recomendarlos, subrayarlos o usarlos como pisapapeles. read more

  • Cuentos negreros, de Marcelino Freire | Judith Castañeda Suarí

    Puñetazo

    Marcelino Freire, Cuentos negreros, Libros Sampleados, México, 2016, 73 p.

     

    Violencia, crudeza. Quien se asome a Cuentos negreros, de Marcelino Freire, percibirá cómo estos aspectos impregnan cada uno de los dieciséis cantos que componen el libro. read more

  • Los demonios de la sangre, de Alejandro Paniagua | Alejandro Badillo

    La fragmentación y la locura

     

    Alejandro Paniagua, Los demonios de la sangre, Paraíso Perdido, México, 2017, 216 p.

     

    Dentro de la novela que se escribe y publica en México hay varias vertientes. Quizás, en primer lugar, una de las más reconocibles es la novela que busca insertarse en los circuitos comerciales y es vendida por los grandes consorcios. read more

  • Contratiempos, Alberto Blanco | José Homero

    Entre el códice y el código

    Alberto Blanco, Contratiempos, El Errante, Puebla, 2017, 56 p.

    Cierta crítica ha decretado el agotamiento del poema extenso en la poesía mexicana. En respuesta, no pocos enterados responderían invocando los ingentes tomos de Max Rojas, que es como si rizando el rizo recordáramos los volúmenes-río de Manuel Capetillo, un poeta, como Enrique González Rojo Arthur, de aliento diríase cósmico, expansivo. Lo cierto es que cabría preguntarse por el lugar que estos universos desbocados ocupan dentro de la poesía mexicana y de la lengua. read more

  • Los niños están locos, de Héctor Manjarrez | Eduardo Sabugal

    Manjarrez y la infancia perdida

     

     

    Héctor Manjarrez, Los niños están locos, Era, México, 2016, 219 p.

     

    Cuando Margo Glantz revisaba la literatura de Gustavo Sainz y José Agustín en Onda y escritura en México: Jóvenes de 20 a 33, hablaba de “El Imperialismo del Yo” para referirse a esa forma estilística de La Onda consistente en narrar la situación vital del personaje adolescente no desde una focalización externa sino en contar la anécdota en el nivel del lenguaje típico que el propio adolescente creaba (humorístico, citadino y alburero) y que, al mismo tiempo que lograba reproducir una interioridad también lograba reproducir una exterioridad. read more

  • Desde la isla, de Caridad Tamayo | José Homero

    La joven narrativa cubana

     

     

    Caridad Tamayo Fernández, Desde la isla. Antología del cuento cubano, Ediciones Cal y Arena, México, 2016, 168 p.

     

    Una antología implica dos excesos: el primero, pretender conocerlo todo del conjunto que se representa: periodo, movimiento, generación, país… La serie puede continuarse como se prefiera.

    Esta arrogancia se complementa con un acto no menos osado: ejercer un criterio.

    De modo que toda antología es una muestra de un conjunto que el compilador nos ofrece como una representación fidedigna y cribada por un gusto particular. read more

  • Espuma de Bulldog, de Daniel Bencomo | Juan Antonio Alfaro

    Nadie pone sentido a tanto lirio

     

     

    Daniel Bencomo, Espuma de Bulldog, Luzzeta, Guadalajara, 2015, 72 p.

     

     

    “Sólo una respuesta: escribe descuidadamente de manera que nada que no sea verde sobreviva”. Éste es un verso de Paterson, de William Carlos Williams.

    “Nadie pone sentido a tanto lirio”. Éste es un verso de Espuma de Bulldog, de Daniel Bencomo (San Luis Potosí, 1980). read more

  • Las maneras del agua, Minerva Margarita Villarreal | Hugo Hiriart

    Dios a través del cuerpo

     

    Minerva Margarita Villarreal, Las maneras del agua, Fondo de Cultura Económica/ Instituto Cultural de Aguascalientes/Instituto Nacional de Bellas Artes, México, 2016, 84 p.

     

    Es común que se tenga a la mística como cosa enigmática, escondida, difícil. Sin embargo no, es fácil entender qué es la mística; lo difícil puede ser poner en práctica eso que se entiende fácilmente. Pero puede intentarse, cualquiera puede hacerlo. Basta estar solos y en silencio en algún lugar recóndito y tratar de comunicarnos con el Dios que sentimos que está dentro de nosotros. Dios es prima un sentimiento, no una idea, y no hay que olvidar que la comunicación con Dios es a través del amor, y el amor no aparece o aumenta a voluntad. Nadie dijo que fuera fácil la comunicación. Pero recomienda Teresa: “háganlo con alegría, sin apurarse, ni apresurarse y sin ningún temor”. read more