Poemas

  • Cuatro poemas | Luis Vicente de Aguinaga

     

    A una cicatriz

     

     

    Tanto sin verte, compañera.

    Y, sin embargo, ahí estuviste

    todo el tiempo, ligeramente curva,

    como el último trazo

    de una inscripción en lengua extraña.

    read more

  • Cinco poemas | Anthony Seidman

    Versiones de Jorge Ortega

     

     

    Mezcal

     

    Festival de la Guelaguetza;

    medianoche en el zócalo.

     

    Luego de que la roja

    araña de la sed

    rasguñara

    mi garganta

    y tejiera ahí

    su red de ácido,

    me bebí una botella. read more

  • Alba | Gabriel Bernal Granados

    Si contestaras una sola de mis cartas,

    sería prueba suficiente

    de tu existencia allende la palabra (alba)

     

    Si mi frente declinara frente

    a la debilidad inoperante (del lenguaje)…

    read more

  • Tres poemas | Idalia Morejón Arnaiz

     

    lam ralbah

     

    “…hablar mal”

    creyó escuchar ese día enquanto olhava la torre por la que suben las luces como serpientes

    creyó escuchar ese día sin haberlo antes pensado

    a la rabia dio sentido con rabietas

    centro fue de toda justicia y poder

    de fuego bajó a lento

    (de)mente y

    vacilar no es más

    su estilo

    read more

  • Cuatro poemas | Cristián Gómez Olivares

     

    CARBÓN, RETRATO DE MI PADRE, MILITANTE COMUNISTA, LOS GEMELOS, COPLAS A LA MUERTE, ETC.

    I

     

    Durante años mi viejo jugó al solitario

    tirando las cartas sobre la mesa.

    Formaba un rectángulo sobre esa madera

    que no era de caoba sino un raulí

    cubierto de un esmalte que durante algún

    tiempo lo mantuvo a salvo de los almuerzos

    y las comidas. Las cartas se iban acumulando

    al lado de las notas de venta, los formularios

    de despacho y los folletos que nos daban

    de comer: pero en realidad no es como suena.

    Era difícil arrimarse hasta la mesa sin sentir

    un poco de miedo. Ahora juega delante

    de una pantalla, pero se acuesta a la misma hora.

    El rey y la reina están por encima de las demás.

    Un as yace en el fondo, sepultado por su destreza:

    la suerte de quién barajan esos números.

    read more

  • Dos poemas  | Derek Walcott

    Traducción y nota de Rafael Vargas

    Un hombre que ama las islas

     

    Nacido en 1930 en la isla de Santa Lucía, el caribeño Derek Walcott, poeta y dramaturgo, es uno de los más notables creadores contemporáneos en lengua inglesa –el mejor, diría otro poeta distinguido hace pocos años con el premio Nobwel: Joseph Brodsky.

    En la decena de libros que hasta ahora ha publicado, Walcott, obsedido por la historia y el mar, explora y reinventa la cultura antillana con un aliento cuyo poder fabulador le permite equipararla a la de ese otro archipiélago que llamamos “la cuna de la civilización”: Grecia. Es entonces natural que sus poemas y sus obras de teatro estén llenos de referencias a la mitología clásica. Por ello, y por su infatigable meditación en los dilemas ´políticos del Caribe, Walcott ha sido llamado en varias ocasiones “un Shakespeare de las Indias Occidentales.” read more

  • Dos poemas | Nanne Timmer

     

    Soñando con Coimbra

    para una poeta anónima

     

    Cuando tenía cinco años yo soñaba con Coimbra

    y ahora hace treinta y nueve que

    no había soñado con aquello:

    calles, escaleras, árboles y una piedra. Y de repente

    me encuentro con un gesto y mirada de Coimbra,

    una mano, y una poeta escribiendo sobre ella. read more

  • Dos poemas | Rodolfo Häsler

     

    FORMENTERA

     

    Agarra el reflejo, sin pensarlo, un salto infinito eleva el lecho de la ola, la estrechez de la luna y la suma del calendario, adéntrate en una turquesa mexicana, zambúllete y mira, mira en todas direcciones, desnuda osamentas, una higuera que no puedes abarcar. Ves pinaza y fruta en la boca de los más atrevidos, parpadea, no pierdas a nadie de vista en el vendaval que achicharra los cuerpos, no dejes de insistir, quítate los pantalones. read more

  • Cinco poemas | Rito Ramón Aroche

     

    “El bote”

     

    ¿El detritus algo importa?

    ¿Tampoco la luminosidad por estos páramos? Donde

    se instalarían las depuraciones. Y polvo

    en el camino, o fango. ¿Hurgan       los moradores?

    El humo desasido. Moscas. Porque se ha visto

    revolotear al ave carroñera, y perros, vagar por estos días.

    ¿También hurgan los perros? Oye, aquí voltean

    tractores y camiones       —grumos. ¿Los desperdicios?

    Que no llegue a la noche. Aquí se habita. De aquí…

    bueno. Y sacos de botellas. Latas. ¿Viven?

    El mundo es reciclable, oh Dios. ¿El mundo que creaste?

    read more

  • Lista de delirios de los dementes: a qué le tienen miedo | David Antin

    Versión de Román Luján

     

    a la policía

    a ser envenenados

    a que los maten

    a estar solos

    a ser atacados de noche

    a ser pobres

    a que los sigan de noche

    a perderse en una multitud read more