Ensayo

  • La vida de los seres anónimos | David Cortés Cabán

     

    Mi vida es idéntica al lugar que habito,

    finge ser un paraíso pero sus naturales  

    padecen las más atroces pesadillas.

    Omar Ortiz

     

     

    Diario de los seres anónimos[1] es uno de esos libros cuya lectura deja una gran impresión en el lector. Nos lleva a cuestionarnos el sentido de la vida y la de esos seres que vemos a diario, cuyas historias llevan implícitas más de una entrañable realidad. Los poemas aquí reunidos no tratan de encubrir la vida sino de mostrarla tal cual es. De ahí que este lenguaje no esté hecho de conceptos que busquen vincular su contenido a la exclusividad de un territorio. Los seres que habitan estos textos los podemos encontrar en cualquier lugar y nos enfrentan, por lo tanto, a la realidad de todos los días. Reflejan el medio social y físico que traza el sentido de sus vidas allí donde existir es como un desesperado desafío: la vida misma en su dimensión material y espiritual subordinada a los convencionalismos sociales de un mundo penetrado por el desencanto y la indiferencia. read more

  • Z o el mal de los símbolos | Adalber Salas Hernández

     É o mal dos símbolos, you know.

    Alvaro de Campos

     

    El primer acercamiento a la geografía ocurre a través del cuerpo. No solamente es nuestro principal medio para vincularnos con los cuerpos y distancias que nos rodean; también es la primera lejanía que conocemos. Nuestra infancia temprana, la prehistoria de nuestro recuerdo, tiene por escenario una tierra de nadie, la carne indócil, sin nombre, sin cotos ni propósito. Todo espacio que imaginamos o fabricamos pareciera derivarse de esa memoria desplazada interminablemente, como si todos nuestros esfuerzos por tejer ropas, construir edificios o ejercitar nuestros músculos tuvieran por única finalidad el asegurar que nunca volverá aquel estado primigenio, inhóspito, en el que las formas y los gestos no nos pertenecen.

    Pero hay momentos de retorno imprevisto, en los cuales es penetrada la película del olvido y el cuerpo atisba, sin querer, el espacio opaco sobre el cual está construido. Momentos como ese que abre el poema “Doxa”, de Ezequiel Zaidenwerg, el cual presta además su título al volumen que lo contiene: read more

  • Martín Kohan: Es un sujeto enamorado el que canta boleros y tangos | Francisco Serratos

     

    Roland Barthes diseccionó el amor como un discurso, como una naturaleza muerta cuyo cuerpo, igual que los de un animal, está vacío y sobrevive como un prototipo: un esqueleto. Lo único que nos queda es su lenguaje, su retórica, sus fórmulas y sus canciones. Lo vivimos en la medida en que repetimos ese lenguaje y nos volcamos hacia los lugares comunes. A lo largo de la historia, desde el romanticismo, con ciertas variantes y rodeos, ese lenguaje se ha presentado como un discurso de la pérdida, de la imposibilidad y, muy pocas veces, como un acto revolucionario –pienso en los esfuerzos del feminismo actual por descolonizar el deseo–. De hecho, Fragmentos de un discurso amoroso fue publicado en 1977, a casi diez años del movimiento de 1968, un momento cumbre en la redefinición del amor y que Barthes, reacio al empuje de la época, pareciera criticar como un fracaso. Por el contrario, Alain Badiou –tal vez es el único filósofo contemporáneo que contempla el amor como una forma de revolucionar la realidad social– lo considera, junto con el arte, la política y la ciencia, como una de las circunstancias que definen al sujeto contemporáneo. Desde entonces, pareciera que otros pensadores y escritores evitan hablar del amor por no caer en el lugar común, aunque tampoco se atrevan a reinventarlo.

      read more

  • Tatsumi Hijikata: Arte es la reinvención del cuerpo | Christine Greiner

    Traducción de Iván García

     

    El verdadero nombre de Tatsumi Hijikata era Kunio Yoneyama. Nació el 9 de marzo de 1928 en el barrio de Asahikawa, Akita, una región extremadamente fría al nordeste de Japón, y en 1952 se mudó a Tokio. Sus datos biográficos son controvertidos y difícilmente verificables. Él mismo no era muy afecto a dar explicaciones, mucho menos a justificarse. El libro que escribió antes de morir, Yameru Maihime (La bailarina enferma), va más hacia una escritura performativa, dinamizada por percepciones y fragmentos de recuerdos, que a una autobiografía o un libro de memorias. read more

  • Rito Ramón Aroche: escribo y nada más | Luis Jiménez Hernández

     

    Después de habernos dado una vuelta por Indaya, un barrio pobre en extremo a la orilla del río Quibú, frontera entre Marianao y la Lisa, ambos municipios habaneros, terminamos frente a los arbustos de ajíes picantes en el patio de la casa del poeta Rito Ramón Aroche. En silencio y dejando caer los frutos en una bolsa de nailon, con esa habilidad innata para comenzar cualquier diálogo con mi entrevistado, comenzó este diálogo que bien pudo haber sido una conversación cualquiera entre amigos. Sin embargo, hubo muchas preguntas y respuestas interesantes sobre la creación poética y la presencia de distintas búsquedas en los procesos de la escritura creativa que no podían quedarse en el vacío. read more

  • Los tiempos de Antonio Gamoneda | Luis Vicente de Aguinaga

     

    Suele creerse que los poetas encuentran su destino desde la juventud, cuando es fácil reconocerlos como miembros de tal o cual generación y, por ello mismo, como abanderados de ideas, hábitos y gustos presuntamente novedosos. Toda una panoplia de antologías, premios, festivales y actos publicitarios da forma, para bien o para mal, a ese destino. Cuando esto sucede, la vida parece reducirse a los términos de un currículo y el talento, en caso de haberlo, se atiene a las veleidades de la época. read more

  • Un último Piglia | Luis Frías

    …la creencia en lo que está escrito en un libro

    permite sostener y  reconstruir

    lo real que se ha perdido…

    Piglia, El último lector

     

     

    Con esta explicación inicia Ricardo Piglia el capítulo “Cómo está hecho el Ulysses”, en su libro El último lector:

     

    “El título de este capítulo es un homenaje al escritor y crítico Víktor Shklovski y a uno de los textos que escribió, ‘Cómo está hecho Don Quijote’, que podríamos pensar como un doble de otro ensayo, también fundador y por lo demás muy joyceano, ‘Cómo está hecho El Capote’, de Boris Eikhenbaum”.

    read more

  • El cine-límite de Miñuca Villaverde | Carlos A. Aguilera

    Ignorada por la mayoría de los conocedores del mundo cubano, la obra cinematográfica de Miñuca Villaverde es uno de los altos momentos de un cine que no se prodiga exactamente en altitud. Esto es que, más allá del documento o disección histórica, busque reflexionar sobre el cine-límite y sus diferencias. Con películas como A girl in love (1973),To my father (1974), Love will never come (1977) Poor Cinderella, still ironing her husband shirt (1978)[1], o sobre la que se articula toda esta entrevista, Tent city (La ciudad de las carpas) (1980)[2], sin duda lo mejor que se ha hecho sobre ese trauma o fractura que se llamó Mariel, su obra representa junto a la de Nicolasito Guillén, Sabá Cabrera Infante, Orlando Jiménez Leal, Sara Gómez y algunas películas muy poco conocidas de Fernando Villaverde, lo más agudo de lo que podría definirse como momento “implosivo” del cine cubano, el momento donde tradición y panfleto se borran y el realizador sólo mira hacia dentro, hacia eso que Winnicott llamaba el self. Miñuca, quien también es autora de un excelente libro de relatos y realizó en su momento un cómic sobre la experiencia-cárcel que se adelanta en varios años a otras cosas en su género, tiene aún mucho que decir… read more

  • Los volcanes de Puebla | Kenneth Gangemi

    Traducción de Armando Pinto

     

    Alarma!

    Durante el tiempo que viví en México, la principal revista de nota roja era Alarma! Era muy popular y vi que la leían por todas partes. En los Estados Unidos nunca presté atención a ese tipo de revistas, pero por alguna razón lo hice en México. En parte se debió a que era prominentemente desplegada y las espeluznantes fotos atrapaban mi mirada. Mirar el Alarma! era también una breve lección de español. Rara vez tuve una en mis manos o pasé más allá de la primera página. Pero siempre me detenía en los kioscos, muy a menudo en las agitadas esquinas de la ciudad de México, a mirar las llamativas fotos y leer los encabezados y los pies de fotos. read more

  • La novela | Julien Gracq

    Traducción de Arnulfo Valerdi

    Con frecuencia observamos una aparente contradicción en el uso que el autor de novelas hace de la primera o la tercera persona. El yo es empleado algunas veces con parcialidad allí donde el relato mantiene un carácter objetivo más pronunciado, el él en narraciones cuyo enfoque es decididamente subjetivo. No tiene nada de deliberado; es sólo el ejercicio de ese instinto que, desde las primeras páginas de un libro, cercena perentoriamente, sin concederles incluso un pensamiento definido, los problemas más complejos y más embrollados (elección del tono, del “distanciamiento” o de la participación estrecha, del sfumato o de la nitidez del contorno, etc.) read more